Un objeto artístico llamado guerra

Una exposición aborda en Málaga desde el 15 de octubre –y desde varios frentes– la guerra en sus distintas variantes.

Acción performance Estatado en la plaza de Colón, Madrid
Acción performance 'Estatado', de Byron Maher y el colectivo Tout Nu, en la plaza de Colón, Madrid. Byron Maher

publicado
2017-10-12 08:00:00

El 15 de octubre la guerra estallará en Málaga. En realidad, la guerra ya estalló hace mucho tiempo y sigue sembrando cadáveres. Lo que sucederá en La Casa Invisible es la exposición La guerra. Espacios-tiempos del conflicto, una ambiciosa muestra artística que tiene como objeto aquello que, desde que existe la memoria, rige el mundo: la guerra global, en sus múltiples caras.

Hasta el 1 de noviembre se podrá disfrutar en la muestra de las obras de Regina José Galindo, Democracia, Nuria Güell, Santiago Sierra, Sebas Cabero o Marina Salvo, que enfocan al conflicto permanente, ya se manifieste en forma de corrupción, desahucios, guerra de baja intensidad, paro, suicidios, el extractivismo de la riqueza natural para beneficio de unas pocas manos, los fundamentalismos, la guerra contra los pobres –ésa que Warren Buffet, la segunda persona más rica del planeta, sabe perfectamente quién la está librando y quién gana– o la desigualdad. También como enfrentamientos bélicos en sentido clásico, que siguen existiendo en pleno siglo XXI.

“Es necesario interferir en la lógica que ha tomado el curso de las cosas, hay que explorar más sobre la guerra, lejos de lo que se nos muestra en las películas, los medios de comunicación, muchos de ellos financiados por señores de la guerra, la educación, el espectáculo y cooperar, como buenamente podamos, con los pueblos en guerra, aun sabiendo que estamos tratando cuestiones en las que el miedo, la violencia y la destrucción son potentemente poderosos”, explica a El Salto Pedro José Mariblanca, de la organización de la exposición.

La muestra pretende analizar las nuevas formas de dispersión y propagación de la guerra, en sentido amplio, y poner en común los resultados de esa observación participante. Unos objetivos ambiciosos para el encuentro de artistas de diferentes disciplinas y el público que se acerque a la exposición.

“Puede parecer idealista –concede Mariblanca–, pero, en verdad, la cuestión de la guerra está ahí, y nos vamos a acercar a ella desde diferentes frentes, cada uno denunciando algunas de las manifestaciones más fuertes con que ésta se mueve por todas partes. Además, al ser nuestra exposición un proyecto itinerante, que se moverá por diferentes partes del mundo, estamos más ante un proceso que ante un acontecimiento”.

Desde la organización se asume la posición desde la que se plantea esta intervención sobre la guerra. “Quienes estamos en el interior de este proyecto sabemos de nuestros privilegios y, precisamente por ello, queremos responder ante los mismos, no podemos estar quietos mientras vemos pasar las cosas”, comenta Mariblanca.

En el cartel de La guerra. Espacios-tiempos del conflicto, aparece el nombre de Tout Nu, un colectivo mutante que trabaja desde la fotografía, el vídeo-arte y la performance. Su participación en la muestra consta de un trabajo fotográfico incluido en el proyecto 'Estatados', de Byron Maher, otro de los artistas que expone en Málaga.

“Nos gustaría provocar reacciones, cosas curiosas. ¡Un desnudo colectivo en la sala!”, dicen a El Salto entre risas sobre el objetivo que persiguen con esta obra, en la que trabajan “con el cuerpo desnudo, un recurso propio al que dar la vuelta y que no se use solo como mano de obra. Nos parecía muy poético mostrarlo enfundado en banderas”.

1 Comentario
Anónima 0:21 22/10/2017
"El objetivo y fin de las armas (la guerra) es La Paz." Miguel de Cervantes "Discurso de las Armas y las Letras" D.Q. I cap. XXXVII
Responder
0
0

Destacadas

Independencia de Catalunya
Intervención de TV3: Bruselas respalda y la plantilla promete guerra
La aplicación del 155 implica un hecho nunca visto en la democracia española: la toma de control por parte del Estado de un medio de comunicación público.
Economía
Empresas contra el procés, entre la farsa y la amenaza
El debate político sobre la soberanía y el legítimo derecho a decidir se ve amputado y tergiversado por falsedades e imposiciones empresariales.
Acuerdos comerciales
De Guindos firma nuevos compromisos comerciales con la dictadura de los Emiratos Árabes
El ministro de Economía ha estado en los Emiratos Árabes Unidos para firmar un acuerdo que aumente el comercio bilateral, ignorando que en el país se violan sistemáticamente los derechos humanos. 
Rescate bancario
40.000 millones entre mentiras y rescates
Otros países europeos ya han recuperado el dinero del rescate de su sector financiero, pero España no.
República Checa
ANO, el partido antirrefugiados, gana las elecciones checas

Andrej Babis, segunda fortuna del país y dueño de varios medios de comunicación, será el nuevo primer ministro checo.

Últimas

Independencia de Catalunya
El "problema catalán" y la democracia en peligro
3

Es imposible el diálogo, primero, porque los interlocutores no se reconocen. Pero lo es, sobre todo, porque –recordemos– los interlocutores no nos representan.

Series
En el cielo todo va bien, pero no estamos en el cielo
La mortalidad humana se filtra en las imágenes en la nueva 'Twin Peaks', tan enigmática como siempre y quizá algo más pesimista.
Deuda
No pagar para estudiar, sino percibir un salario por estudiar

La deuda estudiantil asfixia a las universidades en Estados Unidos con un aumento del 500 % de los gastos de escolaridad desde 1985 hasta hoy y un endeudamiento medio de 30.000 dólares por estudiante

Independencia de Catalunya
Irene Montero: "Más temprano que tarde se va a ver que no hay otra solución que el referéndum pactado"
Irene Montero, portavoz de Unidos Podemos, explica las condiciones en las que se está produciendo el enfrentamiento entre los Gobiernos de Catalunya y España.
Censura
Las banderas no nos dejan ver el bosque
La extraña polémica en torno a una exposición que está teniendo lugar en la Casa Invisible de Málaga este mes de octubre. Nacionalismo a flor de piel.